Noticias · Arquitectos · Proyectos
Ediciones Online
Catálagos de Construcción
Biblioteca de Viipuri
     Arquitectura & Arquitectos
  INICIO    EDICIONES   ARQUITECTURA   ENLACES   BIBLIOTECA   CONTACTO  
 
  Edición 54 de BT   Monográfico de JDS  
 
 
ÚLTIMA EDICIÓN
Consultar esta Edición de BT
 
EDICIÓN 55
EDICIÓN 54
EDICIÓN 53
EDICIÓN 52
EDICIÓN 51
 
PROYECTOS ARQUITECTURA
 
 
MONASTERIO DE SAN LORENZO DE EL ESCORIAL
(1557-1584)
Compártelo
Monasterio de San Lorenzo de El Escorial (vista aérea)

El 23 de abril de 1563, en conmemoración de la victoria de las tropas del rey español Felipe II frente a las del rey de Francia, Enrique II, en la batalla de San Quintín (año 1557) y tras escoger este lugar (a 33327 m2 de altitud, en la Sierra de Guadarrama) la comisión enviada por el rey español, se procedía a poner la primera piedra del Monasterio de San Lorenzo el Real (llamado así por ser el día 10 de agosto, festividad de San Lorenzo, el día de la victoria).

El Escorial es la cristalización de las ideas y de la voluntad de su creador Felipe II, que tras su muerte fue presentado por sus defensores como arquetipo de virtudes y como monstruo fanático y despótico por sus enemigos.

Juan Bautista de Toledo fue el encargado de poner en pie esta inmensa obra sobre una superficie de más de treinta y tres mil metros cuadrados, en donde se ordenaban, alrededor de distintos patios interiores y con la iglesia como eje central, distintas dependencias: monasterio, hospedería, estancias reales, huerta, jardines, claustros, biblioteca, etc.

Monasterio de San Lorenzo de El Escorial (alzado)Al morir el arquitecto, en 1567, se hizo cargo de la construcción Juan de Herrera, quien la vio terminada en 1584. Su arquitectura marcó el paso del plateresco renacentista al clasicismo desornamentado. El lenguaje arquitectónico aquí utilizado creó escuela y se conoció por estilo herreriano.

Monasterio de San Lorenzo de El Escorial (planta)Se basaba en el protagonismo de la pureza de la línea frente a cualquier abuso de elementos decorativos que distrajese la contemplación de la arquitectura.

Así, en el exterior, resultan impresionantes los metros lineales de fachada que parecen interminables, con un sinfín de idénticos huecos de ventanas en hileras, sin resalte sobre el paramento liso del muro, recorrido horizontalmente por dos molduras apenas insinuadas, una a media altura y otra que marca el nacimiento del tejado a dos aguas en pizarra negra, en el que se abren pequeñas buhardillas.

Los torreones de las esquinas prolongan en altura esta composición y realizan un doble juego: interrumpen la horizontalidad de la fachada, de la que sin embargo hacen de elemento unificador enlazando un paño con otro.

Se rematan estos torreones en pronunciados chapiteles a cuatro aguas, también en pizarra negra, que repiten el contraste cromático con la piedra. En ellos reside, precisamente, otra de las características del estilo herreriano. Los elementos decorativos quedan reducidos a pináculos y grandes bolas de piedra, características de ahora en adelante de este estilo.

El resto de los elementos que componen las portadas son eminentemente arquitectónicos: columnas que alternan órdenes dórico y jónico, entablamentos y, finalmente, frontones triangulares.

Monasterio de San Lorenzo de El EscorialLos Palacios se empleaban como alojamiento de la realeza y su séquito. Tuvieron su mayor ocupación durante el reinado de los Austrias. El Palacio del siglo XVI, que fue lugar de residencia del Rey Felipe II, está formado por una serie de salas decoradas con sencillez. Numerosos cuadros y tapices cuelgan de sus paredes.

La habitación de Felipe II está junto al Altar Mayor de la Basílica y desde su cama, a través de una ventana, podía seguir los Oficios Sagrados.

El Palacio de los Borbones fue restaurado en época de Carlos III; su hijo Carlos IV siguió las obras, encargando a Juan de Villanueva la actual escalera de acceso, situada en el lado Norte del Edificio. Son salas muy decoradas, destacando una colección de 200 tapices de la Real Fábrica de Santa Bárbara, sobre tablillas de Goya, Bayeu y Castillo.

La mayoría de los techos están pintados en estilo Pompeyano por Felipe López. Las Piezas de Maderas Finas son salas donde sus pavimentos, puertas, ventanas y molduras están construidas a base de trabajo de ebanistería y taracea, empleando ricas maderas.

Monasterio de San Lorenzo de El Escorial (vista del Palacio del Rey y la cúpula de la iglesia)En Sala de Batallas, en 1890, se instaló la barandilla de hierro que recorre toda la sala según dibujo de José Segundo de Lema.

El Patio de Reyes, recibe este nombre por los seis reyes bíblicos (obra de Monegro) que adornan su parte alta y que representan a monarcas de Judea. La cúpula del Cimborrio está sostenida por cuatro pilares.

Los Frescos que decoran la Iglesia son de Lucas Jordán y Luca Cambiasso, pintados en época de Carlos II. En el contorno y el interior del recinto se asientan un total de 43 Altares y Capillas con ricas pinturas de Navarrete, Sánchez Coello, Carvajal y Juan Gómez.

A los lados del Altar Mayor están los "Oratorios Reales" y encima de éstos los "Entierros Reales", así llamados los dos grupos de cinco estatuas arrodilladas de bronce dorado. Un grupo corresponde a la familia de Carlos V y el otro a la familia de Felipe II. Todos ellos son obra de Pompeyo Leoni.

Artículo realizado por BT / Fuente
Para saber más
Monasterio de El Escorial en Wikipedia
Teorías sobre la Génesis de El Escorial
 
<< Anterior Siguiente >>
 
PROYECTOS de ARQUITECTURA                                  Ir al ÍNDICE
 
 
VIAJES y TURISMO                                                     Ir al ÍNDICE
 
DESTACADOS
Xiaofeng + Xiaotian
Catedral Nuestra Señora
HKS
Conservatorio Expo 2014
DANIEL LIBESKIND
Reflections at Keppel Bay
JDS
Parque Ciclista
PETER ZUMTHOR
Steilneset Memorial
PROPUESTAS
 
Casa en Burdeos
Rem Koolhaas
 
Gerrit Rietveld
Biografía
Portal de Arquitectura Creative Commons
  INICIO EDICIONES ARQUITECTURA ENLACES BIBLIOTECA CONTACTO